Más accesibles, más ágiles, más digitales y más acogedoras. Las oficinas bancarias abandonan poco a poco la imagen tradicional para transformarse en centros de atención y asesoramiento al cliente.

El objetivo es integrar el mundo digital en el espacio de la oficina para facilitar la vida a los clientes y a los empleados, con una nueva filosofía que sitúa al cliente en el centro de todo y facilita una relación más personal y duradera.

Es la apuesta de Banco Santander. El banco adaptará 350 de las antiguas oficinas al nuevo modelo corporativo, denominado Smart Red, en 2016. En 2018, la previsión es haber transformado un tercio de la red actual.

Las oficinas Smart Red disponen de zona de entrada, recepción y autoservicio; una zona transaccional y una zona de atención a clientes de banca personal, privada y empresas. Son más eficientes y sostenibles, eliminan las barreras arquitectónicas, e integran sistemas de climatización e iluminación inteligentes con un mobiliario más ligero y flexible, así cómo sistemas audiovisuales de última generación (Pantallas LED, monitores de alta luminosidad, sistema de sonido, etc…)

RPG colabora con el Banco Santander en esta transformación mediante la propuesta de las más avanzadas tecnologías audiovisuales entre las que se encuentran pantallas digitales gran formato de tecnología LED en escaparates cómo sustitutos de los carteles de vinilo tradicionales. Así mismo a efectos de proporcionar la máxima calidad y luminosidad en pantallas para escaparate, también se han implantando monitores TFT LED de alta definición y ultra alta luminosidad (más de 3500 cd/m2).

En el interior de las oficinas y dependiendo de la configuración de estas, RPG ha implantado sistemas videowall cómo punto focal de atención, además  de monitores TFT de alta definición en diversos espacios de las oficinas.

Por último destacar que el banco, gracias a los equipos de gestión remota propuestos, tiene un control del estado de funcionamiento de todos y cada uno de los equipos instalados en sus oficinas.