Este cambio de ubicación forma parte del plan estratégico de crecimiento de la firma, que pone su foco en la innovación y en la apuesta por la transformación digital, con un espacio más colaborativo, tecnológico y eficiente en materia energética.

La nueva sede de KPMG cuenta con más de 23.000 metros cuadrados, acogerá a más de 2.300 profesionales en el edificio más alto de España, con 250 metros, y supone un paso más dentro de su objetivo de convertirse en “la firma de servicios profesionales del mañana”.

En el edificio, obra del arquitecto César Pelli, KPMG ocupará 19 plantas en exclusiva -de la 25 a la 27 y de la 35 a la 50-, lo que supone todo el tercio superior del edificio. Además de KPMG, entre los inquilinos actuales del edificio figuran Seat, Olswang, Agbar, Havas, Thyssenkrupp, Pentech, Banco Do Brasil, BSD Enterprise, Bovis, Écija Abogados, Coca Cola Iberian Partners y SegurCaixa Adeslas (compañía integrada en el Grupo Mutua Madrileña).

KPMG contará con un hall en el vestíbulo y su propia recepción en la planta 35, que es a su vez una zona de intercambiador para acceder al resto de plantas en las que trabajarán los profesionales de la compañía. Todos los puestos tendrán acceso directo a la luz natural y vistas al exterior.

Además, la firma dispondrá del restaurante más alto de España, situado a 220 metros de altura, y tres zonas distintas de restauración distribuidos en más de 650 metros cuadrados. La última planta está habilitada para albergar eventos con una sala modulable con capacidad para hasta 150 invitados, lo que supone multiplicar por tres la capacidad de la anterior sede.

RPG ha colaborado con KPMG mediante la  instalación de un impresionante muro digital de tecnología LED en la recepción, un gran videowall en el intercambiador de ascensores de Planta 35,  con la dotación de un avanzado sistema audiovisual para la Zona de Eventos situada en la última panta del Edificio y con la instalación del sistema Audiovisual de la Sala de Consejo situada también en Planta 50.

En la Zona de eventos RPG desarrolló un proyecto integral, incluyendo diversas pantallas de gran formato, un nuevo sistema de sonido y microfónica inalámbrica y un avanzado sistema de gestión de señales.

En lo relativo al control de todo el sistema audiovisual, RPG implementó un sistema domótico de elevadas prestaciones y facilidad de uso adecuado a las diferentes configuraciones del espacio.