Consolas operadorLas consolas operador son fundamentales para la rapidez en el procesamiento y gestión de llamadas en empresas públicas y privadas de los más diferentes sectores: seguridad, sanidad, defensa, administraciones públicas, energía, industria y consumo, publicidad, transporte, deportes, espacios públicos… Conscientes de ello, en RPG ponemos en manos de los clientes el más avanzado mobiliario técnico del sector (sillería, mobiliario auxiliar, consolas de operación) que responde a los más exigentes requisitos legales en materia de ergonomía y con acabados y toques adaptados a la imagen corporativa de su empresa.

Desde nuestros principios, en 1989, nos hemos situado como una de las principales compañías del sector, tanto por variedad de soluciones (más de 950 referencias) como por presencia en mercados internacionales ofreciendo centros de control que son sinónimos de tecnología y usabilidad. Nuestras más de dos décadas de experiencia nos permiten amoldarnos por completo a las necesidades y especificaciones de los clientes, con resultados 100% satisfactorios.

Consolas operador: herramientas para una gestión de calidad

De acuerdo con una frase atribuida a Peter F. Drucker, “lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre”. En este sentido, en RPG trabajamos para ofrecer a nuestros clientes herramientas de calidad para la evaluación, resolución y gestión de todas las actividades cotidianas de la empresa así como en las situaciones extraordinarias. Gracias a nuestras salas de crisis, por ejemplo, son muchos los clientes que han podido presentar soluciones eficaces frente a grandes problemas, reuniendo todo el soporte tecnológico necesario para una gestión rápida y eficaz.

Para ofrecer el mobiliario y equipamientos más adecuados a cada uno de los proyectos, en RPG llevamos a cabo un estudio detallado de las necesidades de la instalación y adaptamos en función de los espacios el cálculo de las distancias y ángulos de visión más adecuados para el usuario. Por supuesto, todo nuestro mobiliario cumple con las dimensiones adecuadas y prima la funcionalidad, sin descuidar la estética de los acabados.